Calderón presume liderazgo en G20, no figura en prensa internacional

7 Nov

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En su visita a Francia Felipe Calderón hizo lo que pocas veces: habló largo con reporteros sobre su nuevo encargo en la presidencia del Grupo de los 20, el club de las  economías más poderosas del mundo. También contestó algunas preguntas. Al mismo tiempo Los Pinos presumió en internet  sus “10 grandes transformaciones”  en política exterior y que es “líder indiscutible” en el ámbito global.

¿Pero qué tanto figuró México en el G-20? Ni las notas de El País, The Guardian y The New York Times, referentes de la agenda periodística internacional, mencionaron a México, tampoco incluyeron fotografías de su mandatario en las ediciones de los días recientes.

Aunque Calderón recibió la estafeta del francés Nicolás Sarkozy para organizar la próxima Cumbre, en junio de 2012 en Los Cabos, estos medios globales no voltearon a ver al mexicano. Las estrellas fueron otros como Barack Obama, Angela Merkel y de América Latina, Dilma Rousseff.

Medios internacionales prefirieron incluir dos fotografías de Sarkozy saludando al mexicano José Angel Gurría, ex secretario de Hacienda y presidente de la OCDE.

En su nota de balance El País cita a Brasil y a Rousseff en dos ocasiones, pero nunca menciona a  México cuando se refiere al grupo de los páises emergentes.

The Guardian publicó una galería de 20 fotografías titulada “Política del cuerpo” (pueden ver algunas arriba) Es un éxito, en dos días fue recomendada por mil personas en facebook. Claro, cacha a los jefes de Estado y de gobierno en poses comprometedoras y simpáticas. Tampoco figura Calderón.

En la primera imagen el presidente ruso lanza una mirada tipo Berlusconi hacia el trasero de su secretaria de prensa, Natalya Timakova; en otra Sarkozy hace cara de enamorado a la alemana Merkel. Una más muestra a Cristina Fernández, ataviada de negro y saludando a su llegada a Cannes con el pie de foto: “alfombras rojas, coches de glamour, una ola de cámaras la espera; alguien podría necesitar decirle a la presidenta de Argentina que no está en el festival de cine”.

En otra Merkel saluda muy contenta a la brasileña Dilma Rousseff mientras en una más il cavaliere Berlusconi sonríe confiado sin asomo de preocupación sobre el futuro de su tambaleante gobierno.

The New York Times también publica varias noticias sin mencionar a México. El único sitio donde hay una imagen de Calderón es en el de Oxfam sobre una protesta en la que los manifestantes se colocaron caretas de presidentes.

¿Y por qué el desinterés en México? Como sea Brasil tiene fondos para prestar a los países ricos hoy en desgracia por la deuda impagable de Grecia, pero nuestro país qué ofrece más allá de la afirmación del presidente Calderón de encabezar un país responsable con sus finanzas.

Esa puede ser un razón, otra -agregaría alguien más- es la mala fe que le tiene Sarkozy a su par mexicano por la negativa de México a extraditar a la ciudadana de origen francés, Florence Cassez, sentenciada por el delito de secuestro.

O se puede atribuir a las fallas de la política de comunicación de la Presidencia de la República. Salvo la aparición final del presidente, cuando se había definido todo, el gobierno mexicano dio escasa información sobre su postura en la cumbre.

Cerca de la medianoche de Cannes Los Pinos emitió un comunicado sobre la participación del presidente mexicano. A esas alturas los periódicos europeos habían cerrado sus ediciones horas antes y los mexicanos alcanzaron a rescatar la información pero en la mayoría no tuvo el peso deseado porque se trataba, a fin de cuentas, de un boletín.

Como en esas reuniones los debates son a puerta cerrada, la prensa suele recurrir a la información de primera mano dada por los funcionarios de sus países. Los reporteros mexicanos tuvieron una conferencia de prensa del secretario de Economía, Bruno Ferrari, quien repitió lo dicho por Calderón en un foro sobre ecología y habló de temas locales.

El lector puede añadir cuántas causas considere, lo cierto es que en la cumbre del G-20 México no figuró en la agenda internacional pese a ser un “líder indiscutible”, según la casa presidencial. Otra vez Brasil ganó los reflectores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: